miércoles, 10 de febrero de 2010

El hematocrito alto y HTA se asocian a mayor riesgo de CIR [crecimiento intrauterino retardado]


Diariomedico.com
ESPAÑA
EL PRIMER TRIMESTRE ES CLAVE PARA COMPLICACIONES EN LA GESTACIÓN
El hematocrito alto y HTA se asocian a mayor riesgo de CIR
El primer trimestre del embarazo es clave para determinar complicaciones futuras y el riesgo de crecimiento intrauterino retardado, según un estudio que se publica hoy en JAMA. La hipertensión y el hematocrito alto son factores que elevan ese riesgo.


Redacción - Miércoles, 10 de Febrero de 2010 - Actualizado a las 00:00h.

Los factores maternos como hipertensión o niveles elevados de hematocrito se asocian con mayores probabilidades de crecimiento intrauterino retardado (CIR) durante el primer trimestre de la gestación, que se puede asociar con parto pretérmino o bajo peso al nacer, según un estudio llevado a cabo por el grupo de Dennis Mook-Kanamori, del Centro Médico Erasmus, en Rotterdam, que se publica hoy en The Journal of the American Medical Association.

Los investigadores han examinado la asociación entre las características físicas de las gestantes y sus hábitos de vida y el desarrollo fetal en el primer trimestre de la gestación y el riesgo de efectos adversos hasta el segundo año de vida. Se seleccionaron un total de 1.631 madres entre 2001 y 2005. El crecimiento fetal se midió con la longitud craneocaudal entre las diez semanas y el día cero y entre la 13 y el día 6.

Se observó que la edad materna se asociaba positivamente con la longitud craneocaudal del primer trimestre y que la hipertensión y el hematocrito elevado se relacionaban con una menor longitud craneocaudal.

Medidas
Si se comparaban con las madres que no eran fumadoras y que tomaron los suplementos de ácido fólico recomendados, las que fumaban y las que no tomaron ácido fólico sus hijos tenían una menor longitud craneocaudal. Si se comparaban con el crecimiento fetal normal en el primer trimestre, los niños que presentaron alteraciones en ese periodo de la gestación se asociaron con un aumento del riesgo de nacimientos pretérmino, bajo peso al nacer y pequeña talla al nacer.

En un editorial que se publica en la misma revista, Gordon Smith, de la Universidad de Cambridge, recuerda que este y otros trabajos indican que el crecimiento fetal e infantil están asociado con el crecimiento y función placentaria en el primer trimestre de la gestación. Por eso, el trabajo muestra que las ecografías y los estudios bioquímicos pueden ser suficientes para identificar a las mujeres en alto riesgo de desarrollar complicaciones en los últimos meses de la gestación.

(JAMA 2010; 303: 527-534).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada