viernes, 22 de junio de 2018

Hepatotoxicidad: poco frecuente pero grave

Hepatotoxicidad: poco frecuente pero grave

Noticias Farmacia

Hepatotoxicidad: poco frecuente pero grave

hepatotoxicidad-poco



118
La SEPD advierte que la automedicación y el abuso de productos de herboristería, suplementos dietéticos u hormonales pueden causar esta enfermedad, que a día de hoy no cuenta con pruebas específicas para diagnosticarla y está infradiagnosticada.
La toxicidad hepática o hepatotoxicidad es poco frecuente, pero puede ser potencialmente grave y puede ocurrir por el consumo de fármacos prescritos por el médico, pero también por automedicación o por el consumo de cualquier otro producto que se metabolice a través del hígado como los preparados de herboristería, los suplementos dietéticos o las hormonas que se consumen en los gimnasios. Actualmente, no existen pruebas específicas para diagnosticar estos episodios, puesto que el diagnóstico de la hepatotoxicidad se basa fundamentalmente en la exclusión de otra lesión hepática, pero los especialistas ya están analizando paneles de biomarcadores diagnósticos y pronósticos para poder distinguir el daño hepático derivado de un efecto tóxico del provocado por otras causas, como las hepatitis por virus, con las que se confunde a menudo.
Este es el mensaje que la Dra. Miren García-Cortés dirigirá a sus colegas, especialistas en Aparato Digestivo, a través de la ponencia "Medicamentos e hígado: Una asociación no siempre armónica", que impartirá en la Mesa Simposio "Lo último y más relevante en hígado"del LXXVII Congreso de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD), que se celebra en Valencia, del 21 al 23 de junio, dentro de la Semana de las Enfermedades Digestivas (SED). La Dra. Miren García es miembro de la SEPD y especialista en Aparato Digestivo del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.
"La hepatotoxicidad idiosincrásica es difícil de diagnosticar y su detección requiere de una experiencia clínica amplia, pues sus signos pueden confundirse con los de otras enfermedades hepáticas. Además, pueden ser de gran severidad y manifestar una evolución muy variable. En la actualidad no hay herramientas específicas para diagnosticar con éxito esta enfermedad a la que se llega a determinar tras descartar otras patologías hepáticas", explica la Dra. García. La doctora expondrá estas conclusiones a partir del caso clínico de un paciente que sufre hepatotoxicidad debida a un medicamento antiinfeccioso.
Hepatotoxicidad: Poco frecuente, pero grave
La hepatotoxicidad es poco frecuente pero potencialmente grave. Entre un 7% y un 15% de los casos de hepatotoxicidad idiosincrásica se relacionan con un fallo hepático agudo del hígado, que podría derivar en la necesidad de un trasplante urgente o, incluso, en la muerte del paciente.
Se ha estimado que la incidencia de la hepatotoxicidad aguda es de entre un 2,9 y un 19 de casos por 100.000 habitantes. Este último dato -19 casos por 100.000 habitantes- es fruto del estudio de incidencia más completo realizado hasta ahora, efectuado en Islandia durante dos años, donde se conoce bien el número de prescripciones de medicamentos, según informa la Dra. García.
Un pionero registro español de casos de hepatotoxicidad
Desde hace más de veinte años funciona el Registro Español de Hepatotoxicidad, que se puso en marcha en 1994 en Málaga, y que es de ámbito estatal. En la actualidad, este registro reúne más de 1.000 casos reportados de toda la geografía española y más recientemente desde Latinoamérica. Este es un registro pionero en el mundo, donde sistemáticamente se incluyen los casos de toxicidad hepática, gracias a la colaboración de una red de especialistas españoles, un modelo que ha sido imitado posteriormente por el National Institute of Health, de Estados Unidos.
Este registro español caracteriza el tipo de hepatotoxicidad en función de cada medicamento causante y de los síntomas. "Los problemas de toxicidad hepática de los medicamentos constituyen una preocupación en la fase de desarrollo clínico de los medicamentos que continúa una vez que se han comercializado", señala el Dr. Raúl Andrade Bellidoresponsable del Comité Científico de la SEPD y director de la Unidad de Gestión Clínica de Aparato Digestivo y Hepatología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, además de catedrático de la Universidad de Málaga (UMA)"No obstante, esto no impide que haya algunos medicamentos que tengan mayor potencial para provocar esta toxicidad hepática. Es el caso de algunos tan prescritos como la amoxicilina/ácido clavulánico (que es el que causa más casos de toxicidad hepática, en uno de cada 2.300 sujetos que toman el tratamiento", explica el experto, que añade: "aunque esto ocurre con una frecuencia baja, el paciente que lo sufre puede tener un fallo hepático agudo grave".
Otros productos que aumentan la incidencia
Actualmente, la hepatotoxicidad está infradiagnosticada, pero "cada vez la población es más anciana e ingiere más fármacos, lo que puede contribuir a aumentar la incidencia de la hepatotoxicidad", afirma la Dra. García. Actualmente, también se consumen más productos de herboristería y suplementos dietéticos que pueden causarla. "Estos patrones de consumo de medicamentos y de otros productos están aumentando en diagnóstico e incidencia", expone la especialista.
"Hay medicamentos que se prescriben y otros que se dispensan sin receta. Además, hay algunos productos que se comportan como medicamentos y que pueden causar toxicidad hepática, como son los de herboristería, los suplementos dietéticos y las hormonas que se consumen en los gimnasios. Estos productos también se metabolizan en el hígado y potencialmente pueden causar toxicidad hepática", advierte el Dr. Andrade.
"A los médicos nos preocupa el altísimo consumo –no solo en España, sino también en otros países occidentales- de productos homeopáticos, de los llamados "naturales" -como los productos de herboristería-, bajo la premisa de que siempre son beneficiosos, sin que los estudios científicos hayan demostrado su eficacia y con potencial de causar una toxicidad hepática elevada. Es una idea errónea, muy extendida, que los productos "de la naturaleza" tienen efectos beneficiosos y no son tóxicos. Esta es una idea muy arraigada, difícil de combatir. Pero hay que advertir a la población de esta circunstancia para que se comporte con precaución respecto al uso de estos productos", afirma el Dr. Andrade.
Biomarcadores y perfil de riesgo en estudio
"Si supiéramos el perfil de riesgo que puede conducir a la hepatotoxicidad, se podrían evitar muchos casos. A día de hoy, no disponemos de un perfil de riesgo claro para el desarrollo de la hepatotoxicidad. Conocer este perfil de riesgo forma parte de lo que llamamos medicina personalizada y nos permitiría evitar los fármacos que podrían provocar hepatotoxicidad en un sujeto", destaca el Dr. Andrade.
"Solo estamos empezando a averiguar cuáles son estos factores de riesgo que pueden llevar a esta toxicidad del hígado. Aún se trata de un cálculo de riesgo más estimativo que real. Por ejemplo ciertas variantes genéticas incrementan el riesgo de sufrir hepatotoxicidad cuando el portador de la misma se expone al medicamento en cuestión, pero esto ocurre en todo caso en, por ejemplo, 1 de cada 1000 sujetos que poseen la variante frente a solo 1 de cada 3.000 sujetos que no tienen dicha variante. Es decir, existen factores que pueden aumentar el riesgo de hepatotoxicidad, pero aún no somos capaces de predecir con certeza que personas la van a sufrir", aclara el Dr. Andrade. "Suponemos que en el futuro habrá grupos o paneles de biomarcadores que permitirán llegar a su diagnóstico o determinar el pronóstico de la enfermedad", comenta al respecto la Dra. García.
Desafíos de futuro: mejorar la sospecha diagnóstica y ante nuevos fármacos
En relación a la hepatotoxicidad, "se abren ahora nuevos desafíos, porque se están comercializando fármacos muy efectivos, que son una novedad terapéutica en tumores –como la inmunoterapia, que actúan estimulando la inmunidad del sujeto- pero que tienen como efecto adverso que pueden provocar una hepatitis de carácter inmune, que es una enfermedad también grave. En pacientes en los que estos medicamentos son efectivos les prolongan la vida, por lo que merecería la pena correr este riesgo", señala el Dr. Andrade respecto a los dilemas que se le plantean al médico.
Precisamente, el gran reto de futuro que tienen los especialistas es mejorar la sospecha diagnóstica de la hepatotoxicidad medicamentosa. Hay que tener en cuenta que es un diagnóstico poco frecuente, sin marcadores propios, y con manifestaciones y síntomas parecidos o comunes a otras enfermedades del hígado.
"La enfermedad hepática tóxica debe sospecharse en sujetos que toman medicamentos, u otros productos como las hierbas y suplementos dietéticos cuando presentan una inflamación hepática aguda. En estos casos, hay que evaluar potencial de toxicidad de todos los agentes que el sujeto consuma", recuerda el Dr. Andrade.
por  Publimas Digital s.l.

La Medicina Centrada en el Paciente, el reto que viene

La Medicina Centrada en el Paciente, el reto que viene



Noticias Farmacia



La Medicina Centrada en el Paciente, el reto que viene

la-medicina-centrada

39
Lograrlo requiere una restructuración del actual sistema sanitario, así como mayor implicación de los pacientes. De ello se ha hablado durante la presentación del libro “Medicina Centrada en el Paciente. Reflexiones a la carta”, de la Fundación Lilly.
La Medicina Centrada en el Paciente no solo involucra al médico y al paciente, sino que supone un reto extraordinario, en el que tienen que colaborar todos los agentes del sistema sanitario: pacientes, profesionales sanitarios, políticos, gestores, investigadores y reguladores, entre otros. Esta es una de las conclusiones del debate que ha tenido lugar con motivo de la presentación del libro "Medicina Centrada en el Paciente. Reflexiones a la carta", una obra en la que han participado más de 40 autores aportando, con sentido crítico, su propia perspectiva sobre esta cuestión y con la que la Fundación Lilly pretende "que la medicina vuelva a poner el foco en el lado humano del paciente, esto es, en la persona que sufre la enfermedad", explica su director, el doctor José Antonio Sacristán.
En este sentido, los expertos reunidos han coincido en señalar que actualmente, con la estructura actual del sistema sanitario, el ejercicio de la medicina no está centrado en el paciente, entendido como la persona que además de sufrir una enfermedad tiene unas circunstancias, valores o creencias individuales, sino en las enfermedades. Por su parte, y desde el punto de vista de la bioética, el doctor Manuel de los Reyesespecialista en Cardiología y miembro de Comité de Bioética de España, ha planteado su preocupación por "que exista una medicina centrada en otra cuestión que no sea la persona enferma. Si desgraciadamente ocurre así, ¿no habrá pervertido la profesión médica su fin primario priorizando cuestiones secundarias e intereses subjetivos, aunque legítimos?", cuestiona a la vez que defiende la necesidad de equilibrar la ciencia y evidencia de la medicina con el arte médico de tratar a la persona.
Desde la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, su directora María Gálvez reivindica un mayor protagonismo para los pacientes en su salud, pero no solo participando en la toma de decisiones sobre aquello que le afecta individualmente, "sino a nivel meso, estando presente en los ámbitos de gestión, y a nivel macro, en políticas sanitarias, a través de las organizaciones en las que se ha agrupado". Para ello propone la participación de los pacientes en "la definición de las políticas públicas sanitarias que influyen directamente en las personas, más aún cuando tienen una enfermedad crónica. Es importante que se tenga en cuenta la visión del paciente sobre estas políticas para que puedan dar respuesta a lo que realmente es importante para la persona". En lo referente a evidencia clínica, el doctor de los Reyes plantea cómo las guías clínicas actuales, "que son una orientación para adoptar decisiones clínicas y evitar el daño, pero que no necesariamente se ajustan a la realidad de lo que vemos en las consultas, deberían evolucionar hacia documentos en los que se incluya también las preferencias de los pacientes, es decir, trabajar de forma consensuada con Asociaciones de Pacientes".
Otro de los aspectos que se ha tratado durante la presentación del libro, es el impacto de la medicina centrada en el paciente desde el punto de vista de la gestión. En opinión del doctor Carlos Murdirector gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid)"el sistema normativo actual está todavía centrado en regular a los profesionales y las estructuras organizativas, la gestión de los procesos... aunque va siendo paulatinamente sustituido por la Medicina basada en el valor". Así, señala que aplicar una verdadera medicina en la que se tengan en cuenta las preferencias del paciente no supondría un mayor coste que el actual. "La toma de decisiones compartida, la adherencia terapéutica del paciente (y su implicación en la promoción de la salud y no las prevenciones secundarías) reducirían los costes indirectos y compensaría probablemente el incremento del coste directo motivado por nuevas herramientas terapéuticas solicitadas por los pacientes implicados en su patología", explica.
El futuro combinará la "personómica" y la medicina personalizada
"Vivimos en la época de la medicina personalizada, pero paradójicamente, la medicina está más despersonalizada que nunca. Vivimos en la época de la medicina de precisión, pero esta ha dado la espalda a la persona", recuerda el doctor José Antonio Sacristán. Por eso, y ante la creciente hegemonía de disciplinas como las llamadas -ómicas (genómica, proteómica…), en el debate se ha sugerido crear una nueva disciplina para que la medicina se centre en las personas: la personómica. Sin embargo, advierten que tecnología y humanización deben ir de la mano. "MCP y medicina de precisión no son términos antagónicos. La primera engloba necesariamente a la segunda. La MCP es un concepto amplio que integra la individualización que procede de los genes, de la biología, y la personalización que proviene fundamentalmente del ser humano en el contexto de su circunstancia individual", subraya el director de la Fundación Lilly.
Para María Gálvez, la salud digital "es una herramienta fantástica para que el paciente pueda formarse e informarse, solo hay que saber guiarle. Además, puede suponer un empujón para que se entienda que la salud no está en los centros sanitarios, sino que va ligada a la persona". Y es que, desde su punto vista, "los profesionales sanitarios están cada vez más convencidos de que el modelo correcto de atención es el que les permite realizar su práctica clínica de la mejor manera posible y el que respeta los derechos de las personas que están atendiendo".
Optimista es también el doctor Carlos Mur, quien destaca que "estamos preparados para un cambio de cultura organizacional, de mentalidad colectiva para hacer frente al futuro", un futuro que integra la Medicina Centrada en el Paciente y que, desde la perspectiva de la gestión, debe incluir el ejercicio normalizado de la profesión médica en el domicilio habitual del paciente, especialmente en casos de cronicidad y fragilidad. "Los beneficios son múltiples, el seguimiento en régimen de hospitalización domiciliaria permite no sacar a la persona de su entorno habitual, y aprovechar los recursos científicos y materiales de la Medicina actual".
En opinión de Manuel de los Reyes, el futuro de la profesión pasa por "combinar hipertecnología con trato humano", una asignatura todavía pendiente en las facultades de Medicina, donde "de forma general, se exige mucho en la parte más tecnológica de la Medicina, pero enseñanzas como la comunicación o la empatía están devaluadas o se consideran poco importantes. Pero la realidad nos exige una nueva formación".
"Medicina Centrada en el Paciente. Reflexiones a la carta"
Prologado por el doctor Ciril Rozman, el libro "Medicina Centrada en el Paciente. Reflexiones a la carta", que se incorpora a la Biblioteca de la Fundación Lilly, incluye más de 40 capítulos a modo de artículos. Con un carácter multidisciplinar y transversal, la obra está estructurada en cuatro bloques: el primero trata sobre el concepto de MCP y la humanización de la Medicina; el segundo, sobre la medicina personalizada en enfermedades como el cáncer, la diabetes o las enfermedades autoinmunes; el tercero, con el título "Pacientes, sociedad y sistemas sanitarios", aborda el conflicto potencial que se deriva del enfoque poblacional e individual; mientras que el cuarto, analiza las implicaciones de la MCP desde diferentes puntos de vista como la educación médica, la economía, la ética o el lenguaje médico, entre otros.
"Ojalá con este libro contribuyamos a lograr que el humanismo médico vaya impregnando poco a poco a nuestro sistema sanitario, de forma que, como soñaba Osler, los pacientes se beneficien del arte de una medicina científica, de una medicina más basada en la evidencia, pero también más humana", concluye el doctor José Antonio Sacristán.


FOTO PRINCIPAL. De izq. a dcha.: Carlos Mur de Viu, Director gerente del Hospital Universitario de Fuenlabrada; María Gálvez, Directora de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes; Nabil Daoud, Presidente de la Fundación Lilly; José Antonio Sacristán, Director de la Fundación Lilly; y Manuel de Los Reyes López, miembro del Comité de Bioética de España.



por  Publimas Digital s.l.

El nervio vago transmite de manera diferencial señales procedentes de mediadores inflamatorios.

El nervio vago transmite de manera diferencial señales procedentes de mediadores inflamatorios.



Noticias Farmacia

El nervio vago transmite de manera diferencial señales procedentes de mediadores inflamatorios.

el-nervio-vago-trans

1
Las respuestas sensoriales podrían modular al estado de ánimo y el comportamiento a través del eje cerebro-intestinal.
Científicos de varios centros de investigación del estado de Nueva York han conseguido aislar y decodificar las señales nerviosas inducidas en el nervio vago por dos citoquinas pro-inflamatorias, la IL-1beta y el TNF-alfa. Estos mediadores son producidos por células inmunitarias durante las infecciones y el daño tisular y presentan la capacidad de inducir potenciales de acción sensoriales en ese nervio. Sin embargo, hasta la fecha se desconocía si estos potenciales codificaban información específica de cada citoquina.
El nuevo estudio has sido posible gracias al desarrollo de una nueva técnica especialmente ideada para este propósito, según indican los autores en la correspondiente publicación. Theodoros Zanosdirector del equipo, afirma que el nervio vago es el más largo del sistema nervioso autónomo, controlando órganos internos y sistemas glandulares, mediante sus funciones motoras y sensoriales. Los experimentos en ratones demostraron que los impulsos nerviosos generados por la IL-1beta pueden ser distinguidos de los del TNF-alfa por su formaamplitud y frecuencia.
Zanos indica que esta podría ser la manera en la que el sistema nervioso comunica al cerebro el estado inflamatorio de las regiones del organismo inervadas por el vago. Los investigadores planean ahora usar el mismo método para crear herramientas diagnósticas específicas de diversas patologías, lo que permitiría inferir el estado del organismo a partir de la actividad del patrón de actividad de este nervio.
por  Publimas Digital s.l.

Un hidrogel restaura la respiración en un modelo animal de lesión medular

Un hidrogel restaura la respiración en un modelo animal de lesión medular

Noticias Farmacia

Un hidrogel restaura la respiración en un modelo animal de lesión medular

un-hidrogel-restaura

2
Permite vehiculizar de manera efectiva un factor neurotrófico en la región cervical, lo que mejora sustancialmente la función diafragmática.
Investigadores de la Universidad Thomas Jefferson de Filadelfia han desarrollado un innovador enfoque basado en biomateriales para reparar un circuito neuronal crítico en el control del diafragma. La nueva técnica utiliza un hidrogel cargado con partículas formadas por un polisacárido y el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), autoensambladas mediante interacciones electrostáticas. Esta formulación puede ser implantada de manera segura en el espacio intratecal de la médula espinal dañada de ratas, permitiendo así la entrega controlada de BDNF.
Este método salva las limitaciones de las técnicas tradicionales que usan el BDNF, principalmente la baja eficiencia de entrega secundaria a la inyección sistémica o a la punción lumbar, técnicas que también aumentan el riesgo de efectos adversos. En ratas con una lesión por contusión entre las vértebras cervicales C4 y C5 la implantación del hidrogel preservó de manera robusta la función diafragmática, evaluada mediante potenciales de acción compuestos musculares y electromiografía.
El tratamiento no tuvo impacto sobre el tamaño de la lesión ni sobre la degeneración del soma de las neuronas motoras cervicales, lo que indica que el mecanismo de acción de este tratamiento no está relacionado con la neuroprotección. El hidrogel si preservó la inervación del diafragma por las neuronas motoras frénicas y aumentó la inervación serotoninérgica en el axón de éstas, un evento importante en la modulación de su excitabilidad.
por  Publimas Digital s.l.

Un tratamiento contra la enfermedad intestinal inflamatoria (EII) reduce la incidencia de Parkinson en esta población

Un tratamiento contra la enfermedad intestinal inflamatoria (EII) reduce la incidencia de Parkinson en esta población



Noticias Farmacia

Un tratamiento contra la enfermedad intestinal inflamatoria (EII) reduce la incidencia de Parkinson en esta población

un-tratamiento-contr

2
La tasa de incidencia de esta enfermedad neurodegenerativa se reduce un78% en los pacientes con EII que son tratados con anti-TNF-alfa.
Los resultados de un estudio publicado en la Revista de Asociación Médica Estadunidense indican que los pacientes con enfermedad intestinal inflamatoria (EII) tratados con agentes anti-TNF-alfa presentan un riesgo un 28% inferior que el de la población general de desarrollar enfermedad de Parkinson (EP). A pesar de que ya era conocido que existen vínculos genéticos y patofisiológicos entre ambas enfermedades, hasta ahora existía poca evidencia clínica que apoyara esta asociación. Inga Peter, primera autora del estudio, afirma que éste ha comparado los datos de más de 144.000 pacientes con EII con los de 720.000 individuos control en un periodo de 16 años. El estudio también reporta que de los 13.000 pacientes con EII tratados con los agentes anti-TNF-alfa adalimumab, certolizumab, golimumab o Infliximab, sólo 2 enfermaron de Parkinson. Tras eliminar la influencia de factores como la edad, sexo y periodo de seguimiento, la reducción de riesgo de EP en este grupo resultó ser del 78%. Esta observación ha llevado a los autores a hipotetizar que la inflamación sistémica puede jugar un importante papel en la patogénesis de ambas enfermedades.
Éstos también indican que son necesarios experimentos en modelos animales para determinar si los anti-TNF-alfa tienen un efecto profiláctico en la EP y, en su caso, aplicarlos en individuos de alto riesgo.
por  Publimas Digital s.l.