miércoles, 14 de diciembre de 2011

Las cirugías de vesícula y apéndice son seguras en el embarazo: MedlinePlus

 

Las cirugías de vesícula y apéndice son seguras en el embarazo

Dirección de esta página: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_119707.html
(*estas noticias no estarán disponibles después del 03/12/2012)

Traducido del inglés: martes, 13 de diciembre, 2011 Reuters Health Information Logo
Por Kerry Grens
NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio demuestra que las embarazadas no corren más riesgo de desarrollar una infección u otra complicación después de una cirugía de vesícula biliar o apéndice, comparado con pacientes que no están en gestación.

"A menudo, la cirugía es necesaria durante el embarazo y, en ese caso, protege la salud de la madre y la gestación", dijo el doctor Jeffrey Ecker, obstetra del Hospital General de Massachusetts, que no participó del estudio.

Existe la preocupación de que el embarazo aumente los riesgos quirúrgicos, indicó la autora principal del estudio, doctora Elisabeth Erekson, de la Facultad de Medicina de Yale. Pero no hay muchos estudios que lo hayan demostrado en embarazadas comparadas con mujeres no embarazadas.

El equipo de Erekson reunió datos de unas 1.300 embarazadas y más de 51.000 mujeres de la misma edad que no estaban embarazadas. Utilizó una base de datos diseñada para controlar la evolución posquirúrgica de pacientes.

Entre más de 800 embarazadas a las que se les había extirpado el apéndice, cuatro de cada 100 desarrollaron una complicación al mes de la operación. Eso incluyó una infección, una embolia, la muerte, un infarto cardíaco o una nueva cirugía.

En el grupo de 19.000 mujeres que no estaban embarazadas al momento de la apendicectomía, tres de cada 100 tuvieron una complicación. Para los autores, esa diferencia no fue estadísticamente significativa.

Dos de cada 100 mujeres a las que se le había extirpado la vesícula desarrollaron un problema posquirúrgico, pero la tasa fue la misma sin importar si estaban o no embarazadas.

Erekson señaló que los resultados deberían tranquilizar a las embarazadas que deben ingresar a un quirófano. "La buena noticia es que no aumentan los riesgos. Si tienen apendicitis, lo mejor es operar" cuando el médico así lo recomienda.


NO POSTERGAR POR EL EMBARAZO

Según Ecker, el estudio respalda la recomendación habitual de los obstetras: las cirugías necesarias, emergentes, como en el caso de apendicitis o una fractura de pierna, no deben postergarse por el embarazo.
El experto opinó que lo mejor es retrasar los procedimientos electivos.

En algunos casos, como en la extirpación de la vesícula, tratar la inflamación es complicado. Ecker indicó que la inflamación no necesariamente es una emergencia. Sin embargo, extirpar la vesícula sería lo mejor antes de que todo empeore.

"En los casos intermedios, lo mejor es conversar", dijo Ecker, vicepresidente de la Comisión de Práctica Obstétrica del Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología. "Pero en lo que no hay que concentrarse es si el embarazo complicaría la operación", agregó.

El estudio, publicado en la revista Obstetrics and Gynecology, no determinó si la cirugía tenía riesgos adicionales para la salud fetal. Estudios previos, según comentó Erekson, "tienden a coincidir en que el feto no sufre durante la anestesia".



FUENTE: Obstetrics and Gynecology, diciembre del 2011
Reuters Health
Más noticias de salud en:
Cirugía
Después de una cirugía
Problemas de salud durante el embarazo
Las cirugías de vesícula y apéndice son seguras en el embarazo: MedlinePlus

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada