sábado, 12 de enero de 2013

La trombolisis beneficia a pacientes que despiertan con un ACV isquémico: MedlinePlus

La trombolisis beneficia a pacientes que despiertan con un ACV isquémico: MedlinePlus

 

La trombolisis beneficia a pacientes que despiertan con un ACV isquémico


Traducido del inglés: jueves, 10 de enero, 2013
Tema relacionado en MedlinePlus
Por Lorraine L.Janeczko
NUEVA YORK (Reuters Health) - Un estudio preliminar realizado en un centro de investigación de Gran Bretaña arrojó una evolución positiva en los pacientes que se despertaron con síntomas de un accidente cerebrovascular (ACV) tras haber sido tratados con trombolisis.
Tras considerar la edad, el sexo y la gravedad del ACV, el tratamiento quintuplicó la posibilidad de obtener buenos resultados sin aumentar el riesgo de hemorragia.
"Este es el estudio más grande realizado hasta ahora que aporta pruebas sobre la seguridad y el beneficio potencial de la trombolisis en los pacientes que padecen un ACV al despertar que, clínica y radiológicamente, son similares a los pacientes trombolizados con horario de aparición conocido", dijo por e-mail el doctor Lalit Kalra.
El hallazgo más importante, para Kalra, del Centro Académico de Neurociencias del King's College de Londres, Reino Unido, "es que la trombolisis es viable y ayudaría a los pacientes con cambios isquémicos tempranos en menos de un tercio del territorio arterial del cerebro en una tomografía y todos los requisitos clínicos para la trombolisis, excepto el tiempo".
El doctor Victor C. Urrutia, director del Centro de ACV del Hospital de The Johns Hopkins University, Baltimore, Maryland, consideró que "es un estudio extremadamente importante que se suma a la prueba de concepto de que (el uso del activador tisular del plasminógeno) sería seguro y efectivo en los pacientes con un ACV al despertar".
Sin embargo, Urrutia, que no participó en el estudio, opinó que, "por ahora, no debería modificar las prácticas clínicas porque, por su diseño y tamaño, no es una prueba definitiva (...) Hay que replicarlo con estudios prospectivos de seguridad y con un ensayo clínico aleatorizado versus placebo para obtener las pruebas necesarias para modificar las prácticas clínicas".
En publicación Stroke, el equipo de Kalra indicó que el 8-27 por ciento de los pacientes que tienen un ACV isquémico se despiertan con síntomas. Dado que se desconoce el momento de aparición, no reciben un tratamiento trombolítico. A diferencia de los pacientes con un horario conocido de aparición del ACV, estos pacientes tienen una peor evolución.
Pero algunos poseen características clínicas y radiológicas similares a las de los pacientes con un horario conocido de aparición del ACV y que reciben terapia trombolítica.
Inicialmente, el equipo consideró a 193 pacientes que llegaron al hospital con un ACV al despertar (10,5 por ciento de los pacientes con un ACV isquémico internados durante el estudio) y excluyó a aquellos con más de 12 horas sin síntomas, con un puntaje inicial menor que 5 en la Escala de ACV de los Institutos Nacionales de Salud (NIHSS, por su sigla en inglés) y con nuevos síntomas después del despertar.
Eso redujo el grupo a 122 pacientes, incluidos 68 (56 por ciento) tratados con dosis estandarizadas del activador tisular plasminógeno recombinante.
Todos eran adultos con características similares, excepto por el puntaje NIHSS, que fue más alto en los pacientes trombolizados. Las tomografías iniciales no revelaron variaciones o cambios isquémicos tempranos de menos de un tercio del territorio arterial medio del cerebro.
A los 90 días, tras considerar la edad, el sexo y el puntaje NIHSS inicial, los pacientes tratados con trombolisis tuvieron 5,2 veces más probabilidad de obtener un "buen" resultado en la Escala de Rankin modificada (OR=5,2) y bajo riesgo de morir (OR=0,09). Los efectos adversos fueron la hemorragia intracerebral y la muerte.
"Estos resultados son alentadores. Deberían provocar y sostener el interés entre los especialistas en neurología cerebrovascular en realizar estudios prospectivos de seguridad y un ensayo clínico aleatorizado versus placebo más definitivo", dijo Urrutia por e-mail.
El estudio se realizó con una beca institucional del Programa de Investigación y Desarrollo de la Fundación Hospital del King's College. Los autores y Urrutia declararon no tener conflictos de interés.
FUENTE: Stroke, 2013.
Reuters Health
Más noticias de salud en:
Ataque cerebral

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada