jueves, 17 de noviembre de 2016

La fibra evita que los microbios intestinales coman el revestimiento de colon - DiarioMedico.com

PROTECCIÓN CONTRA INFECCIONES

La fibra evita que los microbios intestinales coman el revestimiento de colon

Un estudio con ratones ha demostrado que una dieta con fibra evita que las bacterias del intestino se coman el moco protector de las paredes.
Europa Press   |  17/11/2016 18:00
 
 
Un estudio en ratones libres de gérmenes publicado en Cell muestra la importancia de comer fibra natural para proteger la barrera vital del moco del tracto digestivo, evitando que la microbiota ingiera el revestimiento del colon y protegiéndolo contra infecciones.
Cuando los microbios dentro del sistema digestivo no obtienen la fibra natural comienzan a mascar la capa natural de moco que recubre el intestino. Los ratones del estudio nacieron y se criaron sin microbios intestinales propios, luego recibieron un trasplante de 14 bacterias que normalmente crecen en el intestino humano para observar en ellos los efectos de la privación de fibra.
"La lección que estamos aprendiendo de estudiar la interacción de la fibra, los microbios intestinales y el sistema de barrera intestinal es que si no los alimentas, te pueden comer",dice Eric Martens, profesor asociado de Microbiología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan (UM), que dirigió la investigación junto al Instituto de Salud de Luxemburgo. 
Los autores estudiaron también el impacto de dietas con diferente contenido de fibra y dietas a base de fibra prebiótica. Infectaron a algunos de los roedores con cepas de bacterias que hace a los ratones lo que la Escherichia coli hace a los humanos: causa infecciones intestinales que conducen a irritación, inflamación, diarrea y otros trastornos.
Los ratones que recibieron una dieta con aproximadamente un 15 por ciento de fibra de granos y plantas mínimamente procesados mantuvieron la capa de moco gruesa y la infección llegó a completarse. Cuando los investigadores cambiaron a una dieta sin fibra, incluso durante unos días, algunos de los microbios en sus intestinos empezaron a masticar el moco. La dieta con fibra prebiótica llevó a la misma erosión de la capa de moco que se observa en la falta de fibra.
Proliferación de bacterias 
Cuatro cepas de bacterias florecieron más en condiciones de baja fibra y sin fibra. Eran las únicas que producen enzimas capaces de romper las moléculas largas llamadas glicoproteínas que forman la capa de moco. Una de ellas fue la Citrobacter rodentium -bacterias similares a E. Coli- que hicieron que los ratones dieran muestras de enfermedad y pérdida de peso.
Las imágenes de la capa de moco, y las células de la pared del colon que producen el moco constantemente, mostraron que la capa era más delgada cuanta menos fibra recibían los ratones. El cambio en la actividad de las bacterias con las condiciones de fibra más baja supuso que el ritmo de degradación era más rápido que el ritmo de producción. 
Cuando los científicos examinaron las muestras de su tejido intestinal, no sólo vieron una mucosa mucho más delgada o incluso irregular, sino que también detectaron inflamación en una amplia área. Los ratones que habían recibido una dieta rica en fibra antes de ser infectados también tenían algo de inflamación, pero a través de un área mucho más pequeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada