martes, 29 de noviembre de 2016

Heart Navigator, la herramienta en tiempo real 3D que mejora los procedimientos de cardiología intervencionista

Heart Navigator, la herramienta en tiempo real 3D que mejora los procedimientos de cardiología intervencionista
Noticias Farmacia

heart navigator herr

Con Heart Navigator de Philips, el clínico obtiene una medición automática más precisa de las características anatómicas individuales del paciente, fundamental para la seguridad de la intervención.
Royal Philips presenta su última innovación en herramientas clínicas para apoyo en la planificación de los procedimientos de cardiología intervencionista. La tecnología, instalada por primera vez a nivel mundial en el Hospital Clínico de San Carlos en Madrid, actúa como un GPS que guía a los cardiólogos intervencionistas y cirujanos cardiacos en cirugías mínimamente invasivas que requieran gran precisión como la colocación de válvulas cardiacas. Heart Navigator está siendo utilizado por el hospital durante las intervenciones transmitidas en directo desde el CSC 2016 (Curso Coronario y Estructural), celebrado en Madrid entre los días 23 y 25 de este mes.
La solución, diseñada para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades estructurales del corazón, superpone la imagen del escáner CT con la de Rayos X en tiempo real y realiza una medición automática de las características anatómicas individuales del corazón de cada paciente. Con este programa, el clínico puede conocer el diámetro exacto de la válvula aórtica, u obtener el perímetro, y verlo representado en una imagen en 3D señalada por código de colores que distingue las estructuras. 
Una vez, definida la anatomía del músculo cardiaco, el médico marca los puntos donde hay que intervenir y define de antemano el tipo de dispositivos que necesita dimensiones y el modelo de válvula a implantar. Heart Navigator ayuda al equipo médico a planificar la intervención al detalle, a posicionar y desplegar las prótesis en el sitio correcto, aumentando considerablemente la seguridad de estos procedimientos.      
En la última década, los cardiólogos han experimentado un aumento de los casos de insuficiencia cardiaca, un dato corroborado por la Asociación Española del Corazón, que alerta para un crecimiento del 30% en la incidencia de este tipo de patologías. Traducida a la realidad del día a día, la cifra demuestra el elevado grado de mortalidad de este tipo de enfermedades: mueren 45 españoles al día a causa de enfermedades del corazón.
Este incremento, acarrea consecuencias obvias para la población, pero también para las instituciones sanitarias, dado que en estos casos el ingreso hospitalario es inevitable, así como la intervención quirúrgica. Este tipo de procedimientos, requieren de un equipo de trabajo complejo, compuesto por cardiólogos intervencionistas o cirujanos cardiacos, ecocardiografistas, radiólogos y personal de enfermería, que necesitan un elevado nivel de coordinación para llevar a cabo el diagnóstico y tratamiento del paciente de manera exitosa. Es este sentido, la automatización de las técnicas adquiere una importancia primordial, al reducir el margen de error de la intervención y, por ende, el nivel de estrés del equipo.
El software nos permite realizar un análisis del anillo aórtico antes del procedimiento. Antes de intervenir hacemos una simulación en base a las medidas del paciente para decidir el tipo y tamaño de prótesis más adecuada, de modo que podemos estimar previamente el resultado en función del tipo de dispositivo que vamos a implementar. Esto puede evitar complicaciones potenciales que tienen un impacto en la salud del paciente", resume el Dr. Luis Nombela,cardiólogo intervencionista del Hospital Clínico San Carlos.
La complejidad de las intervenciones se ve agravada por la dificultad que supone la visualización de la imagen de Rayos X dinámica que no distingue las estructuras del corazón, como puede ser las válvulas. El clínico debe por tanto analizar la imagen obtenida previamente por el escáner CT para completar esa falta de información. Con Heart Navigator el médico obtiene la superposición en tiempo real de ambas imágenes en una imagen en 3D, que distingue cada una de las estructuras del corazón y los depósitos de calcio, con un código de colores. Asimismo, el sistema permite segmentar el músculo cardiaco y visualizar únicamente la estructura anatómica sobre la que el médico va a trabajar, desde cualquier ángulo (360º).
Para la Dra. Pilar Jiménez, cardióloga intervencionista del Clínico San Carlos, “esta nueva versión no solo permite realizar de forma muy sencilla y rápida las medidas que son necesarias para la elección del tamaño de la prótesis sino que también permite visualizar los depósitos de calcio de la válvula. La visualización directa del grado de calcificación valvular y su disposición nos ayuda en la decisión por un lado sobre la necesidad de pre-dilatación y por otro si debemos o no proteger las arterias coronarias, decisiones importantes de cara a la seguridad del procedimiento”.

Con apenas un click se puede seleccionar el área a tratar, y tomar las medidas de perímetro, diámetro y distancias necesarias con una herramienta de medición automática, reduciendo el margen de error de cálculo, esencial para saber las dimensiones de la válvula a utilizar en la intervención.  Durante el procedimiento, el equipo médico sigue teniendo acceso en tiempo real a la imagen 3D creada en su planificación, evitando Rayos X e inyecciones de contraste adicionales que se traducen en una reducción de la dosis de radiación a que los pacientes y profesionales están normalmente expuestos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada