sábado, 26 de noviembre de 2016

Seguridad alimentaria para embarazadas | FoodSafety.gov

Seguridad alimentaria para embarazadas | FoodSafety.gov
11/22/2016 06:52 PM EST

Fuente: Departamento de Agricultura, Servicio de Inocuidad e Inspección de los Alimentos
Página relacionada en MedlinePlus: Infecciones durante el embarazo

Seguridad alimentaria para embarazadas

Durante el embarazo, el sistema inmunitario de las mujeres se debilita. Esto hace que tanto ella como su bebé corran un mayor riesgo de contraer las bacterias, virus y parásitos que causan enfermedades de origen alimentario. Las enfermedades de origen alimentario pueden ser peores durante el embarazo e incluso provocar abortos espontáneos o partos prematuros. Las enfermedades de origen alimentario contraídas por la madre también pueden ocasionar la muerte o graves problemas de salud en los bebés recién nacidos. Ciertas enfermedades de origen alimentario, como la Listeria y la Toxoplasma gondii, pueden infectar al feto incluso si la madre no se siente enferma.  Por este motivo, los médicos brindan a las embarazadas pautas específicas sobre qué alimentos deben o no consumir.
Mujer embarazada y su marido cortando verduras frescas.
Haga clic en la imagen para ver la infografía completa
Lo que puede hacer durante el embarazo


Intoxicación alimentaria durante el embarazo

Patógenos trasmitidos por los alimentosImpacto de las enfermedades de origen alimentario durante el embarazo
Campylobacter
  • Las infecciones suelen provocar diarrea severa, y en las embarazadas las infecciones tienden a ser leves sin consecuencias adversas para la madre o el niño.
  • Las infecciones durante el tercer trimestre representan una mayor probabilidad de provocar sepsis neonatal dado que la bacteria puede trasmitirse al bebé durante el parto.
  • En algunos casos, las infecciones en las primeras etapas del embarazo pueden causar abortos espontáneos y partos prematuros.
E. coli
  • La principal preocupación de la infección por E. coli durante el embarazo es la deshidratación, aunque son muy pocos los casos que derivan en complicaciones.
Listeria
  • La listeria puede provocar listeriosis, una infección que puede causar abortos espontáneos, partos prematuros, nacimiento de bebés con poco peso o mortalidad infantil.
  • La infección puede transmitirse al feto incluso si la madre no presenta síntomas de infección.
  • Las embarazadas tienen una tendencia 10 veces mayor que la población general a contraer la infección por listeria.
  • Un feto infectado con listeria puede desarrollar problemas de salud en el futuro, entre ellos:
    • discapacidad intelectual,
    • parálisis,
    • convulsiones,
    • ceguera,
    • o deficiencias cerebrales, cardíacas o renales.
Salmonella
  • Las infecciones pueden provocar complicaciones de salud durante el embarazo, incluyendo la deshidratación y la bacteremia (bacterias en la sangre), que a su vez pueden causar meningitis.
  • La salmonela puede transmitirse al bebé durante el embarazo. Los bebés nacidos con la infección de salmonela pueden tener diarrea y fiebre luego de nacer y podrían desarrollar complicaciones más severas, como la meningitis.
Toxoplasma gondii(toxoplasmosis)
  • Si la infección tiene lugar durante el embarazo, los bebés pueden desarrollar:
    • pérdida auditiva,
    • discapacidad intelectual,
    • y ceguera.
  • Algunos niños pueden desarrollar problemas cerebrales u oculares años después de nacer.
  • La infección puede transmitirse al feto incluso si la madre no presenta síntomas de infección.

Lo que puede hacer durante el embarazo

Escoja su mariscos con cuidado

El pescado y los mariscos son una excelente fuente de proteína y ácidos grasos omega 3 que son importantes para el desarrollo del feto. Según la FDA, la proteína de alta calidad, los numerosos minerales y los ácidos grasos omega 3 combinados en su mayoría con niveles reducidos de grasas saturadas que se encuentran en el pescado pueden jugar un papel importante en el crecimiento y desarrollo del bebé antes de nacer.  Es importante para un correcto desarrollo consumir pescado, aunque las embarazadas deben evitar aquellos que tengan un alto contenido de metilmercurio. Los altos niveles de metilmercurio actúan como una neurotoxina que puede resultar perjudicial para el sistema nervioso. Los fetos son particularmente vulnerables durante el desarrollo de su sistema nervioso.
Los siguientes pescados pueden llegar a contener altos niveles de mercurio que podrían perjudicar el desarrollo del sistema nervioso del bebé y deberían evitarse:
  • Pez espada
  • Tiburón
  • Caballa gigante
  • Blanquillo (dorado)
Es importante para el desarrollo fetal evitar los pescados con alto contenido de mercurio; no obstante, las embarazadas no deben restringir por completo el consumo de este alimento. Según las Pautas Alimentarias para los Estadounidenses 2010, las embarazadas deben procurar consumir hasta 12 onzas por semana de pescado y mariscos con bajo contenido de mercurio. Los mariscos con bajo contenido de mercurio incluyen:
  • CamaronesPlato de tilapia y patatas.
  • Salmón
  • Abadejo
  • Bagre
  • Atún enlatado de bajas calorías
  • Pangasius
  • Tilapia
  • Bacalao
  • Almejas
  • Cangrejo
Aunque las embarazadas pueden consumir atún albacora y filetes de atún, deben limitar su consumo a 6 onzas a la semana. Esto se debe a que algunas pruebas han demostrado que el atún puede contener altos niveles de mercurio suficientes para provocar el desarrollo deficiente del feto.

Evite los mariscos crudos

Los mariscos crudos pueden contener parásitos o bacterias, entre ellas la Listeria, que podrían enfermar a las embarazadas y potencialmente perjudicar a sus bebés.  Todos los platos a base de mariscos deberían cocinarse a 145 °F. Esto significa que deberían evitar:
Platos con variedad de sushi.
  • Sushi
  • Sashimi
  • Ostras crudas
  • Almejas crudas
  • Vieiras crudas
  • Ceviche

Sea cuidadosa al elegir los mariscos ahumados

Los mariscos ahumados refrigerados representan un verdadero riesgo de Listeria. Los mariscos ahumados refrigerados, como el salmón, la trucha, el blanquillo, el bacalao, el atún o la caballa, suelen ser etiquetados como:
Piezas de salmón ahumado.
  • Estilo Nova
  • Lox
  • Curado
  • Ahumado
  • O deshidratado.
Los pescados ahumados refrigerados deben recalentarse a 165 °F antes de su consumo. Se pueden comer mariscos ahumados durante el embarazo si son enlatados, no perecederos o si se incorporaron como ingrediente en una cazuela u otro plato cocido

Evite el jugo o la sidra no pasteurizados

El jugo, incluso el recién exprimido, y la sidra no pasteurizados pueden provocar enfermedades de origen alimentario. Estas bebidas en particular han estado asociadas a brotes de E. coli. Además, las infecciones por E. coli 0157:H7 se han vinculado con el jugo no pasteurizado. Esta cepa de E. coli puede provocar insuficiencia hepática e incluso la muerte. Los individuos con sistemas inmunitarios débiles son particularmente susceptibles. Para evitar las infecciones por E. coli, elija una versión pasteurizada o haga hervir el jugo o la sidra no pasteurizados durante al menos 1 minutos antes de consumirlos.

Absténgase por completo de consumir leche no pasteurizada

La leche que no ha sido pasteurizada puede contener bacterias como CampylobacterE. coliListeriaSalmonella o tuberculosis. Para evitar contraer estas enfermedades de origen alimentario, beba solo leche pasteurizada.

Evite los quesos blandos y aquellos preparados con leche no pasteurizada

Los quesos blandos en particular suelen estar hechos con leche no pasteurizada. Durante el embarazo, las mujeres deben evitar los siguientes quesos que, por lo general, están hechos con leche no pasteurizada:
Piezas de salmón ahumado.
  • Brie
  • Feta
  • Camembert
  • Roquefort
  • Queso blanco
  • Queso fresco
El queso hecho con leche no pasteurizada puede contener E. coli o Listeria. En lugar de consumir quesos blandos, coma quesos duros como el Cheddar o el Swiss. Si durante el embarazo la mujer desea continuar consumiendo quesos blandos, debería asegurarse de leer las etiquetas para comprobar que estén hechos con leche pasteurizada. Las embarazadas deben prestar particular atención a los mercados agrícolas para asegurarse de que los quesos frescos y blandos estén pasteurizados.

Consuma huevos únicamente cocidos

Los huevos poco cocidos pueden contener salmonela. Para consumir huevos de manera segura, cocínelos hasta que las yemas estén firmes. Esto indica que la Salmonella ha sido destruida.  Si desea preparar una cazuela u otro plato que contenga huevo, asegúrese de cocinar el plato a una temperatura de 160 °F. Debe evitarse el consumo de alimentos que puedan contener huevo crudo. Son los siguientes:
Piezas de salmón ahumado.
  • Ponche de huevo
  • Masa cruda
  • Aliño para la ensalada César
  • Tiramisú
  • Huevos benedictinos
  • Helado casero
  • Salsa holandesa casera o recién hecha
Las embarazadas no deben consumir ninguna masa no cocida que contenga huevo crudo, como la de las galletas, tortas o brownies. La masa podría contener Salmonella, una bacteria que puede provocar graves enfermedades en las embarazadas. Para consumir con seguridad estas delicias, hornéelas por completo. Sin importar lo tentador que resulte, NO lama la cuchara.

Evite las carnes precocidas y la ensalada de mariscos

Durante el embarazo, la mujer no debe comprar ensalada de jamón, de pollo ni de mariscos ya preparadas dado que podrían contener Listeria. Estos artículos suelen encontrarse en las rotiserías. Puede consumir con seguridad estos deliciosos alimentos a la hora del almuerzo si prepara las ensaladas en casa y sigue las pautas básicas sobre seguridad alimentaria: limpiar, separar, cocinar y refrigerar.

Adapte su receta de helado casero

El helado casero puede contener huevos poco cocidos, que pueden contener salmonela. Para preparar helado casero de manera más segura, utilice huevos pasteurizados, derivados del huevo pasteurizados o una receta a base de natilla cocida.

No consuma brotes crudos

Los brotes crudos o poco cocidos, como los de alfalfa, trébol, frijol mungo y rábano, pueden contener E. coli o Salmonella. Si durante el embarazo la mujer desea consumir brotes de forma segura, deberá cocinarlos bien.

Evite las carnes rojas y de aves de corral poco cocidas

Se deben cocinar bien todas las carnes rojas y de aves de corral antes de su consumo. Se debe utilizar un termómetro de alimentos para garantizar que las carnes rojas hayan alcanzado la temperatura interna mínima segura recomendada por el USDA. Visite la sección Temperaturas mínimas de cocción para obtener detalles específicos.
Respetar la temperatura interna mínima recomendada es importante porque las carnes rojas y de aves de corral pueden contener E. coli, SalmonellaCampylobacter, Toxoplasma gondii.
Según los CDC, se cree que el 50% de los casos de toxoplasmosis se debe al consumo de carnes rojas contaminadas. Los CDC recomiendan las siguientes medidas preventivas para reducir el riesgo de contraer toxoplasmosis por el consumo de carnes rojas:Carne cortada.
  • Cocine las carnes rojas hasta que alcancen la temperatura interna mínima segura recomendada por el USDA.
  • Congele las carnes rojas durante varios días a temperaturas bajo cero (0 °F) antes de cocinarlas para reducir significativamente las probabilidades de infección.
  • Lave las tablas de cortar, los platos, las encimeras, los utensilios y las manos con agua caliente jabonosa luego de manipular carnes rojas crudas, de aves de corral o mariscos, o frutas y verduras sin lavar.

Recaliente los perros calientes y los fiambres

Aunque los siguientes productos estén etiquetados como precocidos, las embarazadas deben recalentar estas carnes hasta que despidan vapor o a 165 °F antes de consumirlas. Estos productos cárnicos pueden contener Listeria y su consumo no es seguro si no se recalentaron bien.
Sándwich de pavo, lechuga y tomate.
  • Perros calientes
  • Carnes frías
  • Fiambres
  • Salchicha seca o fermentada
  • Cualquier otra carne roja y de ave de corral estilo rotisería


Sea cuidadosa al elegir los patés y las pastas untables a base de carne

Los patés o pastas untables a base de carne no pasteurizados pueden contener Listeria. Para consumir estos productos de manera segura durante el embarazo, elija las versiones enlatadas. No consuma patés o pastas untables a base de carne no refrigeradas dado que existe una alta probabilidad de que contengan Listeria.

Más información

Tabla de alimentos que se deben evitar durante el embarazo
Tenga esta lista a mano para asegurarse de que usted y su bebé en gestación están seguros y saludables.
Seguridad alimentaria para embarazadas
Una guía imprescindible para ayudarlo a reducir el riesgo de enfermedades transmitidas por alimentos.
Seguridad alimentaria para futuras madres (FDA)
Las enfermedades de origen alimentario representan un riesgo de salud grave para las embarazadas y sus bebés en gestación.
  • Alimentos seguros
    Una guía de comidas para elegir, preparar y manipular alimentos de manera segura durante todo el embarazo.
Protéjase usted y a su bebé de la listeriosis (USDA)
Si está embarazada, necesita saber cuáles alimentos son seguros para comer.
Descargue nuestra aplicación FoodKeeper para asegurarse de almacenar los alimentos y bebidas de forma adecuada, y de usarlos según las pautas de almacenamiento recomendadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada