viernes, 18 de noviembre de 2016

Neurocirujanos españoles se forman en la resección de tumores cerebrales guiada por fluorescencia - Nacional - Elmedicointeractivo.com

Neurocirujanos españoles se forman en la resección de tumores cerebrales guiada por fluorescencia - Nacional - Elmedicointeractivo.com

Neurocirujanos españoles se forman en la resección de tumores cerebrales guiada por fluorescencia

Esta técnica está indicada en la extirpación quirúrgica de tumores gliales malignos, donde es muy difícil establecer los límites entre el tejido sano y el afectado

Una formación impartida en el Hospital Regional de Málaga, avalada y establecida por la Agencia Europea del Medicamento



El Médico Interactivo | 17 - Noviembre - 2016 13:00 h.




Un nuevo grupo de especialistas en Neurocirugía ha realizado el curso de acreditación sobre la técnica de resección de tumores cerebrales guiada por fluorescencia para cumplir con la obligación formativa establecida por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para poder utilizar esta técnica. La formación se ha impartido en el Hospital Regional de Málaga.

La Neurocirugía guiada por fluorescencia con 5-ALA facilita la visualización de tejidos malignos durante la intervención, lo que permite mejorar la eficacia de la resección quirúrgica. Esta técnica está indicada en la extirpación quirúrgica de tumores gliales malignos, donde es muy difícil establecer los límites entre el tejido sano y el afectado.

Para emplear esta técnica guiada por fluorescencia, es necesaria la utilización de un sofisticado microscopio quirúrgico y del marcador tumoral Gliolan (ácido 5-aminolevulínico, 5-ALA), comercializado en España por Laboratorios Gebro Pharma.

Ingerido por el paciente unas horas antes de la intervención, este agente de diagnóstico fotodinámico es metabolizado por el tejido cerebral produciendo una sustancia fluorescente que solo marca las partes del tejido cerebral afectadas por el tumor. Esto permite al cirujano, durante la intervención, apreciar con detalle el alcance del tumor y distinguir entre el tejido sano (de color azul) y el tejido afectado (de tonalidades rojas). Esta técnica mejora de forma significativa la tasa de resecciones completas del tumor -un 65 por ciento, frente al 36 por ciento en aquellos en los que no se utilizó el fármaco en su intervención-. Un resultado que permite aumentar la supervivencia libre de progresión de la enfermedad.

Los tumores gliales malignos son los más frecuentes del sistema nervioso (cuatro nuevos casos por 100.000 habitantes y año), siendo de los tumores más agresivos que se conocen. Su mayor incidencia es a partir de los 65 años de edad y el tratamiento quirúrgico constituye el primer paso del tratamiento, que también incluye radioterapia y quimioterapia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada